Nosotros creemos en este amor.

General

Amor

Escrito por zoledhad 12-03-2009 en General. Comentarios (4)
Te quiero. Te extraño. Necesito de ti.
Tus caricias, tus besos... Cómo sentía que me hacías llegar al paraíso, cómo me sentía plena, llena de felicidad, llena de sonrisas, completamente enamorada, aliviada. Debí valorar todo aquello, ¿por qué jamás me di cuenta de todo lo que tenía en mis manos? ¿por qué jamás noté que lo estaba desperdiciando todo? Te tenía a ti, a quien más amo. Y tú me amabas tanto o más. Me protegías, me cuidabas, me apoyabas, me dabas todo lo que tenías para ofrecer, y guardabas mi corazón en el tuyo, éramos uno.
Y yo no supe verlo. Yo no supe valorar todo lo que estaba enfrente de mí. No si no hasta tiempo después de haberte perdido... Entonces me di cuenta de que tú eras quien teñía el azúl de mi cielo. Entonces me di cuenta de que el sol salía, pero seguía nublado en mí si no aparecías con los brazos abiertos para acurrucarme y besar mi frente.
Admitiré que besé otros labios. Que caminé abrazada a alguien más que no fuiste tú. Admito que creí haberte olvidado.
Admito que me equivoqué y que quizás daría más de lo que creo para recuperar lo perdido. Pero... tengo miedo. Si, a veces tengo demasiado miedo de las cosas que vivo y de las cosas que siento.
De a poco me he dado cuenta de que no fuiste tú quien perdió más, como dicen los otros. Fui yo quien lo perdió todo por caprichos y estupideces.
Pero a la vez te agradezco, porque así hiciste que aprendiera... Que entendiera... Y sé que, todavía podemos decir una vez más. Y sé que esa vez más sería perfecta. Porque tú ya lo diste todo, ahora yo daré todo. Porque ahora... ahora sé. Ahora aprendo... Ahora siento plenamente lo que perdí y sé cuales fueron mis errores, y sé que no volvería a cometerlos, sólo para tenerte conmigo...
En verdad no sé ni donde estoy parada, en realidad está oscuro y no veo nada...
Creo que estoy tratando de disculparme, aunque no siempre me sale bien. Creo que una parte de ti sigue queriéndome, a pesar de que nos hemos alejado demasiado...
Estoy cambiando todas mis acciones, porque no quiero dejarte ir... Siempre, siempre donde estés, recuerda que estoy aquí, a través de tu corazón...
Y ahora estoy esperando por ti, no hago más que esperar por ti... Espero por mi propia cuenta. Porque descubrí que era tu amor el que me hacía crecer.

Quiero volver al pasado, que paren el tiempo que me quiero bajar. Que quiero arrepentirme y volver atrás. Que sonrisas dibuja al aire al sentir, que castillos desprendía en el cielo por ti. Que solía mirar el espejo y reír. Que creía que todo cambiaba al son de mis palabras. Queremos volver al pasado, que paren el tiempo que nos queremos bajar. Porque queremos reiniciar denuevo, salvar el futuro y querernos amar (L).

Amiga

Escrito por zoledhad 20-02-2009 en General. Comentarios (4)


En éstas situaciones cuando me da rabia estar lejos de ti y conocerte sólo por internet. Porque una amiga de verdad debería estar fisicamente contigo, aconsejándote a viva voz y tratando de divertirte en persona. Haciendo que realmente olvides el tema. Pero no puedo hacer más que, escribir a través de una computadora.
No te pediré que no llores, porque yo lloré todo un mar. No te pido que no te deprimas, porque yo mandé el mundo al demonio. No pediré que no te cortes, porque yo quería suicidarme. Sólo seré capaz de pedirte que intentes sonreír. Al principio, te sentirás absurda y falsa, tratando de sonreir sin sentir siquiera una huella de felicidad. Al segundo intento será un poco más sencillo. Pero yo quiero que lo sigas intentando hasta que seas capaz de pararte frente al espejo y reírte de lo absurda que es la vida a veces.
La vida continúa, aunque a veces el camino se llene de tinieblas, de oscuridad, aunque ya no puedas ver el camino. Amiga, yo puedo ayudarte a crear un nuevo sendero. Probablemente ahora quieras estar sola, estar contigo misma en silencio. Apagar la luz de la habitación, esconderte bajo la cama y llorar recostada en el piso, un poco avergonzada...Completamente, herida, destrozada... Preguntándote sobre cosas que nunca tendrán respuesta humana. Cuestionando absolutamente todo. Quizás ahora sea cuando más me necesites y yo no pueda estar allí para ti, para abrazarte, para decirte 'todo estará bien', para reconfortante en mis brazos, para darte mis hombros... Quizás ahora sea cuando más me afecta la tristeza. Porque a mi también me destroza tu destrozo, a mi también me hiere tu herida.
No te culpes, ni te cubras con un manto de injusticias. Sonríe, porque sería demasiado cruel ver una lágrima resbalar por tu mejilla. Sonríe y te sentirás libre, sentirás que puedes seguir adelante, que el sol puede volver a salir.
Y perdóname, amiga, por no estar allí. Perdóname amiga, por no lograr protegerte como quisiera. Perdóname, por hallarme tan lejos de ti. Disculpa, por llamarme amiga y no valerlo del todo.
"Decir amiga es decir lejos, y antes fue decir adiós. Y ayer y siempre, lo tuyo nuestro, lo mío de las dos".

Te amo demasiado Constanza Villegas Catalan.
Si abrazas la pantalla, yo también la abrazaré. Y podremos sentir cómo dos corazones se unen al son de un sentimiento único llamado Amistad.

23/01/09

Escrito por zoledhad 24-01-2009 en General. Comentarios (18)
Hoy tengo un poco más de ganas de escribir, aunque los días a veces se me hagan demasiado fomes sin ver a todo mi mundo conectado. Pero hay personas que logran salvar parte de esos días, mi hermana, la Angih, el Pipe, el foro, mi familia aunque esté a un poco más de 1000 kilómetros de mí, fisicamente, obvio.
Y me hostiga dejar de lado el foro por unos segundos y luego ver que un par de personas ya me han hablado, y entonces cuando les hablo, aquellas personas ya no están... es un tanto... frustrante.
Me siento un poco impotente, vulnerable quizás, un poco arrepentida, un tanto molesta, triste a la vez, confundida.
De repente me da risa ver las grandes historias que guarda un simple verso, las incontables historias que guarda un libro, un bolígrafo, un corazón...

"No recuerdo qué hora marcaba el reloj cuando me dispuse a escribir un poco de mi vida, y en éstos momentos, no estoy segura de nada, no sé si podríe lograrlo.
La televisión emite 'herida' de Miriam Hernández, y me entran ganas de llorar recordando un poco del pasado."


Son emociones, sentimientos, todo plasmado en un trozo de papel... Son vivencias, dolores, miedos recreados en tinta... Sólo un poco de importancia para quién los lee, nunca serán leídos por quién los escribe, porque dolería como 50 puñaladas sin morir aún. Aún así no quieres que deje de doler...
Cada cosa que escribes es un pedazo de ti.

"Querida mamá: hay tantas cosas por contar, cosas que quizás nunca te he dicho, cosas que pueden quedar guardadas en nuestros corazones por siempre. Y todo parte con un te amo."

Y a pesar de todo nos encanta sufrir, así somos los artistas. Masoquistas de nacimiento, la idea de que debemos sentirnos así, pero no nos daña del todo, nos alimenta para crecer de a poco...

"Yo ya había perdido todas las esperanzas, y lo únido que sabía decirme era: 'vamos, no pasó nada y simplemente perdiste'. Entonces un aviso en mi celular de que tenía 3 mensajes de voz, para hacerlo corto, escuché el mensaje y era del Departamento de Lenguaje del colegio 'The Mackay School'. Era una solicitud de que confirmara si iba o no iba a ir a la premiación, ya que había recibidio un premio y pues, sí querían que asistiera."

Un poco de felicidad no daña a nadie, ni siquiera a un artista, pero de aquellas felicidades suelen venir decepciones, es cuando esperas demasiado de ti o de alguien más, y lo pierdes todo. Pasar el día en las nubes no tiene nada de malo, lo malo es bajar.

"El miedo te alimenta, lo sabemos. Y ¿qué harás? ¿qué harás cuando simplemente no nos quede nada más?"

"Me desespera el no saber de tu paradero, desde hace 4 días que no respiro tu aroma, ya me estoy desvaneciendo en la impotencia. Necesito cruzar tus ojos con los míos, sentir que nuestros cuerpos siguen tan unidos. Posar en tus labios la calidez de los míos.
Sólo quiero que me beses con aquella delicadeza que utilizas al tomarme entre tus brazos. Que me beses con dulzura, con ése miedo a quebrarme con un sólo movimiento erróneo. Sólo deseo que regrese, que me digas que todo volverá a ser como antes, que todo pasó, Necesito, por una vez más, escuchar tu voz en un te amo."


Y sé que dolerá igual cuando sane. Voy a sonreír, porque yo también lo merezco.
A veces es bueno mirar el pasado, ver en qué nos equivocamos de una manera más calmada. Siempre te dañará recordar algunas cosas, así como muchos momentos volverán a hacerte sonreír. Son cosas que vale la pena volver a sufrirlas, vivirlas, disfrutarlas nuevamente, un artista suele ver las cosas así... o al menos, mi artista interior vé las cosas de aquella forma... No es algo malo, al contrario.

Las malas experiencias suelen fortalecer y sirven de colchón para cuando caigas de la nube a la cual te subiste.
En mi caso no es así del todo, mis malas experiencias son escaleras que me ayudan a subir a una nube más alta, pero más segura de acercar mi meta. Subir no es malo, duele bajar, pero no te mata.

Scarlett Wolker Beaumont.

Hoy quiero amarte.

Escrito por zoledhad 24-01-2009 en General. Comentarios (17)
Hoy quiero amarte. Con tus defectos, con tus virtudes, con tus caricias, con todo tu ser. Hoy quiero amarte y quiero sentirte a mi lado. Hoy he notado más allá de todo tu importancia, porque mi amor es sincero y si no se va es porque tiene y siente razones para seguir viviendo. Hoy te amo y mi amor crece cada día más. Con llantos, con suspiros, con tristeza, con felicidad. Así te amo, más allá de lo físico, más allá de nuestros cuerpos, más allá de los humano. Así te amo, rozando la perfección, sabiendo que volveremos a encontrarnos. Y de a poco voy entendiendo que el amor no se puede definir, ni describir porque cada amor es especial, único, perfecto y el sólo hecho de sentir amor me hace ser mejor cada día. Te amo y no dejaré de hacerlo, porque a pesar de todo, quiero amarte.

Amor.

Escrito por zoledhad 09-01-2009 en General. Comentarios (1)

Siento que te pierdo, y cada vez más lejos te vas yendo.. y justo ahora cuando todo podía mejorar, cuando yo quería optar por amarte, por quererte, por tenerte y pertenecerte… justo ahora, es cuando debemos separarnos.

Y me hiere que se acabe todo tan rápidamente, y me aleja del mundo la idea de tener que pasar más días sin verte, sin sentirte, sin olerte, sin observar tu perfección sellada con mis besos, sin poder conservar el alivio que produce estrechar mi cuerpo entre tus brazos tibios, llenos de delicadeza, para no romperme.

Y extraño tus labios junto a los míos, cuando los posabas con delicadeza por miedo a quebrarme, cuando me abrazabas con esas ganas de protegerme como si fuese tuya, aunque lo soy. Extraño sobre todo cuando me clamabas, y me decías que me amabas, cuando reponías las ideas y dabas nuevas razones para querer respirar, y no pierdo esperanzas sobre el pronto reencuentro, porque se que nos necesitamos mutuamente como si acabáramos de nacer y nos hubiesen separado. Y yo lo sé, sé que esperas otro ‘tú y yo’.

 

Justo aquí y justo ahora es cuando quiero tenerte, cuando quiero pertenecer a ti, cuando quiero vivir por siempre a tu lado, justo ahora es cuando me arrepiento de cada error, de cada paso equivocado, de casa decisión mal tomada. Justo aquí es cuando pienso que todo podría estar mejor, justo aquí es donde creo que nos amamos.

 

Rompamos las barreras de distancia, de kilómetros, que dividen ahora a nuestros cuerpos, vuelve a mi como si fuese la última vez, pero aún así como si fuese la primera. Retira el miedo y siente que todo fluye, deja que todo fluya… Porque sé que tú también acabas pensando en mí, que no puedes quitarme de tu cabeza, extrañas la calidez de mis labios, y sé que extrañas el rubor de mis mejillas, mi perfume mágico, la magia de mi sonrisa, el brillo de mis ojos… extrañas el latido de mi corazón, porque sin ello, tú pierdes sentido…

 

Y en el silencio y la oscuridad de mi habitación, siento como mis ojos se humedecen, pero rayos, no quiero llorar… No puedo evitarlo, sólo siento un constante hilo de agua salada que se esparce por mis mejillas. Te extrañaré, y no quiero ni puedo evitarlo, porque eres tú quien me da la armonía necesaria para caminar, para dar un respiro, para sentir los latidos, para mirar a un espacio sin vida e inventarme una propia. Te amo, te amo, te amo, ¿qué dan difícil es de entender? Si eres tú quien me presta un poco de energía, eres tu quien se preocupa de que yo viva, eres tú, sólo tú, quien sabrá hacerme sonreír…

Y lo admito, me he vuelto humana. Porque sólo el ser humano puede cambiar al borde del precipio... Y sólo una humana tan masoquista puede amarte tanto.